lunes, 29 de diciembre de 2008

LOST.

PERDIDOS.


Inauguramos aquí una extraña –y probablemente, esporádica- sección de críticas televisivas.

Acabo de terminar de ver todo lo que se puede ver de la serie de ABC Perdidos, y la verdad sólo puedo decir que estoy en estado de shock.
Rara vez, y de manera muy inusual una mega serie de TV me había conseguido atrapar y dejar enganchado al sillón. No soy muy de series, no tengo constancia, lo asumo. Tal vez me pasara hace años con V, de niño con Los Caballeros del Zodiaco y ya más mayor con las primeras temporadas de Héroes, House o la única y excelente de Firefly. Por lo que se puede decir que quitando a los soldaditos de Atenea nunca me he afiliado a ningún club de riadas de capítulos sin fin. Bueno, una vez me obligaron a ver entera la serie de Sexo en NY, pero eso fue una encerrona.
El caso es que debido a mi natural desapego a la caja tonta y a mi empecinante cabezonería, me había resistido a las aventuras de los Perdidos durante cuatro años -igual que ahora me resisto a Prison Break- lo que me ha dado la posibilidad de zumbarme las cuatro temporadas en la isla en poco menos de lo que dura un embarazo. Y es que una vez empecé a conocer a los supervivientes del 815 de Oceanic, me ha costado separarme de ellos más de lo que lleva despegarse un tensoplast y no sé ya cómo esperar a que comience la quinta temporada allá por el final de enero.



Leer más.

1 comentarios:

el Mags 29/12/08 19:13  

Me aficioné a LOST el 2007 y de tirón me puse las entonces 3 temporadas, y ni hablar de la magnífica 4º que tuve el honor de seguirlo a ritmo de emisión de EEUU.

Muy buen blog miguelotex, me pasaré más seguido.

  © Blogger templates Psi by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP